HAIR, HAIR, HAIR



M O N D A Y

El título lo dice todo... ¡es hora de hablar de pelo!
Varias personas me han preguntado cómo me lo teñí de naranja en su momento, o cómo he conseguido tenerlo así de clarito ahora, así que he decidido que lo mejor era hacer una entrada explicando todo y poder aclarar (o intentarlo) las dudas que me habéis dejado.

Antes que nada, decir que aunque lo parezca, no estoy alternando el idioma de las entradas...en plan una en inglés-la siguiente en español-otra en inglés y así, ha sido casualidad. En un principio iba a escribir esta en inglés, pero teniendo en cuenta que las personas que me han preguntado son españolas y que no creo que les apetezca leer todo el proceso en otro idioma pues... ¡allá vamos!



Vale, vamos a empezar por sacar las reliquias y enseñaros mi color de pelo natural:


Sí, mi pelo es castaño oscuro.
Y aunque no quería dañar vuestra vista...aquí vienen las fotos más inquietantes.


No, yo tampoco entiendo por qué me depilaba las cejas hasta dejarme dos pelos y medio. Ni por qué ninguna amiga me dijo nada...

El caso, que la primera vez que me hice algo en el pelo fue echarme mechas rojas. Quedaron como reflejos y por esos tiempos estaba obsesionada con ese color de pelo así que decidí teñírmelo entero rojo. Es necesario decir que yo era anti-decoloración total, me negaba a decolorarme, no quería ni un mechón (cómo cambian las cosas lmao)...entonces al echarme el tinte quedó más bien caoba. 



Me estuve tiñendo con ese mismo color durante muchísimo tiempo y poco a poco se me iba "aclarando el pelo", de forma que cada vez me iba quedando un rojo más intenso.

Un día estaba viendo fotos por pinterest creo que fue, y vi una de una chica con un pelo naranja precioso, así que como persona caprichosa que soy, se me antojó tenerlo así. Ya lo he dicho antes, me horrorizaba solo el pensar en decoloración así que era físicamente imposible que me pusiera el pelo naranja con un tinte normal al tener un pelo natural oscuro.

Fui a la peluquería y le comenté eso a la chica, me dijo que lo que podía hacer era echarme un naranja durante un tiempo (igual que hice con el rojo) y que así iría cogiendo el color, pero que tenía que tener paciencia. Me lo hizo y bueno, quedó un color bastante raro. Unos días parecía rojizo, otros naranja oscuro, otros castaño...

Esta soy yo en mi hábitat natural vale
Total, que una vez me empezaron a salir las raíces, volví a la misma peluquería para que me pusiera el mismo color que me había puesto anteriormente. ¿Y qué pasó? Que se equivocó y me echó un rojo exageradamente llamativo. La verdad es que cuando salí de la peluquería tenía ganas de llorar (lo típico cuando vas con la ilusión de algo y terminas con lo contrario), pero después me enamoré del color.

Os podéis creer que esto fue hace NADA y seguía sin cejas...por favor.
Una vez se me fue yendo el color...comenzó la locura.
Estaba pensando en lo mucho que quería el pelo de algún color y dije 'mira, a la mierda, me decoloro'. Decir que estaba asustada es quedarme MUY corta. Por esos tiempos era muy exagerada con el tema pelo, con eso no quiero decir que no haya que cuidárselo, todo lo contrario. Pero yo era la típica que no quería cortarme ni las puntas porque pensaba que lo estaba cuidando cuando en realidad era lo contrario porque lo tenía super quemado y estropeado precisamente de no haberlo sanado durante años.

Entonces, ¿por qué hice eso? Sinceramente, llegué a la conclusión de que no debía quedarme sin hacerme algo que me gustaba y me hacía ilusión solo por miedo o por no salir de mi zona de confort en cuanto a colores se refería. Y es que en serio, si no lo hago ahora, ¿cuándo?

Bueno, pues le dije a una amiga que me lo decolorara en ella porque confiaba en sus dotes y me equivoqué. La mamona me la lió parda y tuvimos que lavarme el pelo antes de que todo estuviera decolorado bla bla bla...acabé con todo naranja menos un poco de las raíces que estaban amarillo pollo. Imaginad el panorama y mi cara, casi me desmayo.

El tema de este color me lo han preguntado varias personas y esa es la historia; conseguí ese naranja tan bonito por error. Lo único que hacía era cada 2 meses o cosa así, echarme tinte naranja (mercadona, garnier, 4€) para poder tapar el amarillo pollo de la raíz.

Como podéis ver, tenía varios tonos...era un caos en realidad.


Lo que pretendía hacerme cuando esto salió mal, era ponerme el pelo lila, pero la verdad es que me gustó tanto el naranja que decidí aprovechar el fallo y dejarlo así. Y ahora que lo miro, hasta lo echo de menos.

Lo siguiente fue cortarme el pelo, que no tiene nada que ver con el color pero tengo que añadirlo porque fue EL paso para mí. Si decolorar era algo que no veía posible, cortar era el triple de improbable. De hecho, durante muchísimos años era algo que tenía como imposible.

Me llevé semanas pensando en ello porque me encantan los cortes así cortitos pero no me atrevía hasta que una mañana me levanté y dije "hoy lo hago". Cogí las tijeras y ale, adiós melena. Debo decir que me sorprendió mi reacción porque no lloré ni me puse triste, cosa que es rara en mí porque soy un drama con el tema pelo.

Parece que voy a estornudar, pero el pelo está guay así que sh.
Lo que viene ahora es error tras error, básicamente os voy a enseñar lo que NO debéis hacer si queréis tener el pelo lila.

Obviamente lo primero es decolorarse hasta conseguir el color más claro posible. No os va a quedar un color pastel si tenéis el decolorado típico amarillento, el pelo no coge colores tan flojos si no está rubio platino/blanco. Aquí os dejo más o menos cómo debéis tenerlo para ello:


Para poder llegar a ese tono, lo más importante es cuidar tu pelo y tener en cuenta la resistencia de este. Mi pelo es bastante resistente y por ejemplo durante la decoloración solo lo tuve seco los dos primeros días, después usando mi champú y mascarilla de siempre se me puso bien. 

No os desesperéis si tenéis un color amarillento porque nos pasa a todos (menos a los que se lo hacen en peluquería, pero eso es un pastón lmao). Para aclarar sin tener que decolorar, hay que usar un champú matizador. Creedme, hace milagros.
El mío es de marca mercadona y cuesta 2€, y dependiendo de cómo tengas el pelo tienes que usarlo más o menos tiempo.
Si tienes ese tono amarillento como me pasaba a mí cuando fui al concierto de All Time Low, lo mejor es usarlo siempre que te laves el pelo hasta que llegues a ese tono rubio platino. Una vez así, úsalo cuando tú veas necesario. No daña el pelo ni nada de eso, al revés, te lo deja bastante sedoso.

Pero bueno, a lo que iba: quería ponerme el lila y había comprado el tinte de la marca crazy colors. ¿Mi consejo? NUNCA COMPRÉIS ESA MARCA

No sé cómo le irá al resto de personas, pero personalmente me hizo un desastre y estuve semanas con el pelo hecho un cuadro. Tenía el tono que veis en esa foto de arriba, es decir, tono con el que cualquier color pilla bien. Me había comprado el bote que decía "lila" y cuando terminé el proceso de echármelo y tal, acabé con el pelo celeste. 

¿Qué tiene de malo el celeste? Nada, de hecho es mi color favorito, pero lo gracioso es que ni si quiera me cogió por todo el pelo. Cogió por donde quiso. Y encima cuando se fue yendo, me dejó el pelo con tonos verdes, azules, dorados y grises. LA MEZCLA MÁS HORROROSA QUE HAYÁIS IMAGINADO.

Aquí por la luz y tal, se ve más uniforme de lo que realmente era.
Smiling through the pain en mi baño.
Después de eso, una vez conseguí volver al rubio platino, decidí dejarme el matizador más tiempo (como media hora) para ver si se quedaba con reflejos lilas o algo, ya que el color de dicho champú es violeta. Definitivamente conseguí que se quedara TODO el pelo lila. 


Al no ser un tinte, me duró hasta el siguiente lavado, pero si por algún casual queréis probar cómo os quedaría ese color, ya sabéis. Eso sí, aviso de que una vez se va el lila queda completamente gris, literal. Si os repele ese color para el pelo, no lo hagáis. Y si os apetece tenerlo silver, que sepáis que es la forma perfecta de conseguirlo.

La verdad es que me parece un color precioso, lo que pasa que no me convence para mí.
Lo siguiente (y por fin casi último) fue volver al rubio platino (poco a poco ese gris muere y tu pelo vuelve a ser como antes, a no ser que sigas usando el matizador), y cuando por fin pude ir a Bleach London en Londres, me compré un bote del color "lilac". Vamos, lila.

Sinceramente, no podría estar más contenta con la marca. Es barata (5 libras), huele de maravilla y coge sin problema. Lo único que hice mal fue coger solo un bote, porque tengo mucha cantidad de pelo y se me fue en nada el color. Si hubiera cogido dos pues habría conseguido que todo quedara mucho más "cubierto" y habría durado más, pero bueno. 

Mi cuello ha desaparecido de forma misteriosa, pero mi camiseta es tan bonita que da igual.
Po toma cuello.
Hubo gente que me dijo que tuviera cuidado porque se me iba a quedar verde al irse, pero ¡para nada! Una vez no quedaba lila, se me quedó otra vez gris igual que con el matizador, y con los lavados volvió a su normalidad.

Ahora mismo tengo el pelo así de nuevo:

Las fotos en el baño son la clave para la buena luz, ¿vale?


En realidad tengo el pelo rubio platino con unas raíces que me llegan literalmente al alma. Tengo que decolorarme pronto pero la pereza está muy presente...



No sé si os he resuelto alguna duda o si al final esto se ha convertido en un viaje por mis cambios de pelo, pero bueno. Al menos ya sabéis que la mitad de cosas que me he hecho han sido por error jajajaja. 

PD: mi próxima idea es probar el lila y el rosa de manic panic. Soon.

¡Que tengáis una gran semana!


Follow

CONVERSATION

2 comentarios:

  1. Hola, que marca y numero de tono es el primer tinte rojo? Gracias

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Hola!

      Pues la verdad es que no tengo ni idea, fue hace muchos años y no lo recuerdo. ¡Lo siento!

      Delete

Back
to top